¿Por qué comprar un dominio para tu empresa?

Cada vez más empresas empiezan a tener su propia presencia online para llegar mucho mejor a sus clientes y vender más en momentos en que los consumidores recurren más a internet para informarse sobre los comercios de su zona y hacer compras online.

Sin embargo, aún hay empresas que solo han creado sus perfiles en redes sociales o no cuentan con un dominio propio sin conocer cuáles son las ventajas de tener uno en su haber. Por eso, vamos a comentarte por qué tu empresa debe comprar un dominio.

Las principales ventajas de tener un buen dominio para tu PYME

Es económico

Comprar el propio dominio de tu empresa es económico. Puedes conseguir uno desde un precio que va de 1,5 a 20 euros en función de la extensión seleccionada.

Además, si adquieres un dominio en el mercado de compraventa de dominios de Namemotion los encontrarás a precio de mercado, por lo que además de tener precios muy accesibles obtendrás un alto retorno de la inversión en poco tiempo.

¿Esto qué quiere decir? Que si compras un buen dominio para tu empresa, pronto recuperarás el dinero invertido por las ventajas que te supondrá, no solo a nivel económico. Todo ello por un precio más que asumible para cualquier tipo de empresas.

Mejora tu presencia online

Una de las principales ventajas de comprar tu propio dominio es que mejoras tu presencia online, ya que puedes crear la web, blog o tienda online de tu empresa para llegar mucho mejor a tus clientes y comunicarles lo que deseas.

Las empresas con su propia página web son mejores vistas por sus clientes, siempre que cuenten con un dominio que les inspire confianza y un diseño que les llame a visualizar el contenido. Sin embargo, el dominio es lo primero que van a ver tus clientes antes de consultar tu web.

Controlas tu presencia online

Desde tu propia web puedes controlar la presencia online de tu empresa, dando a tus clientes una vía de acceso desde la que comunicarse contigo, felicitarte o expresar sus quejas. Sin embargo, tu propio dominio te ofrece el control total de tu presencia online.

Si tu web se cae, si el hosting ya no funciona, si alguien accede a sus datos, si quieres mejorar el diseño de tu web o si algo malo sucede, teniendo tu propio dominio podrás hacer lo que quieras en cualquier momento. Nadie puede quitarte eso.

Tus clientes saben dónde buscarte

Una de las principales ventajas de tu web es que tus clientes saben dónde buscarte, tanto en internet como a nivel presencial si indicas dónde está tu sede física. También sabrán cómo comunicarse contigo si indicas un número de teléfono, email o apartado de contacto.

Por eso, es tan importante contar con un dominio que tus clientes recuerden para informarse sobre ti siempre que lo necesiten.

Un buen dominio es fácil de recordar

Si tienes un buen dominio, tus clientes lo recordarán. Así, podrán volver a tu web, blog o tienda online siempre que lo necesiten, pero además podrán comunicarlo de forma verbal o escrita a las personas a quienes les quiera recomendar tus productos o servicios.

Si tu dominio es difícil de escribir, de pronunciar, puede dar lugar a confusiones  o no es sencillo, puedes perder clientes por este hecho. Lo mejor es contar con el dominio del nombre de tu empresa o las palabras clave con las que más se identifica esta para incrementar tu ventaja competitiva.

Mostrar comentarios