¿Qué es secuestro de dominios?

El secuestro de dominios sucede cuando alguien se apodera de tu dominio sin tu permiso. No es la situación frecuente en que te olvidas de renovar el dominio y alguien lo registra posteriormente, ni aquella en la que se hacen con tu nombre porque no lo has registrado antes. Es que alguien se queda con tu dominio transfiriéndolo ilegítimamente a su nombre.

Secuestro de dominios es la situación en la que un dominio es de tu propiedad y alguien se hace con él sin que tú se lo hayas transferido ni tu consentimiento.

Cómo evitar el secuestro de dominios

Lo primero que debes hacer para evitarlo es, si contratas a alguien para que se encargue de tu web debes decirle que el dominio ha de estar a tu nombre y con tus datos de contacto.

A veces los desarrolladores de web ponen los dominios a su nombre, y si algo malo sucede puedes tener problemas para recuperarlo aunque sea tuyo y lo hagas pagado. Lo mismo debes plantearte ante socios de empresa, empleados o que otra persona ponga tu dominio a su nombre.

Otra cosa que puedes hacer para proteger tu dominio ante un posible secuestro es bloquear su transferencia, así nadie podrá transferirlo sin tu consentimiento. Si por alguna razón después quieres transferirlo te basta con quitar el bloqueo y hacer la transferencia. Así que lo mejor que puedes hacer para evitar estos posibles inconvenientes es bloquear el dominio.

Otras formas de proteger tus dominios

Otras cosas que puedes hacer por proteger tu dominio, aunque no sea propiamente de su secuestro:

  • Activar la renovación automática, para no olvidarte de renovarlo. También puedes renovarlo durante varios años (aconsejado si encuentras alguna oferta interesante o los precios de renovaciones van a subir).
  • Mantener la máxima seguridad de tu hosting y web, ya que aunque esto no afecta directamente a tu dominio si alguien hackea tu web y la utiliza con fines ilegítimos esto va a afectar a la imagen y valor de tu dominio.
Mostrar comentarios